Arco iris

Cualquier cosa en la que creas puede
concebirse. Podrás realizarla. Sueña grandes sueños y
hazlos realidad. Hazlo ahora. Eres único. En toda la historia del
mundo no hubo nadie exactamente como tú y en todo el
infinito lo habrá.  No te marques límites. Eres lo que crees ser.
Para conseguir grandes cosas, no solo debes actuar, si no
también soñar: no sólo planear, si no también creer. Si construiste castillos en el aire, no
pierdas en vano el trabajo realizado, pon
cimientos bajo ellos. Puedes.
Creer es mágico. Siempre puedes mejorar lo mejor. No sabes lo que se puede llegar a hacer hasta que
los intentas. Nada vendrá de la nada. Si no vas a la rama, nunca conseguirás sus
frutos. No hay fracaso, excepto en los intentos
cortos. Los objetivos confusos dan resultados confusos. La claridad define tus propósitos. Anótalos y elabora un plan para llegar a
ellos. Márcate un plazo, visualiza los
resultados y ve trae ellos.  No mires atrás, a no ser que quieras ir
en esa dirección. Las derrotas pueden ponerte a prueba, pero no deben
frenarte. Si en el primer
intento no lo consigues, prueba en
otra dirección. Para cada obstáculo hay una solución. Nada en el mundo puede reemplazar la persistencia. El mayor error es renunciar.
Sólo desearlo no te dará el éxito, pero si te lo darán la
persistencia y la candente ilusión. Hay una mina de oro en tu interior de la que puedes extraer todos los ingredientes
necesarios. El éxito es una actitud. Alcanza el tuyo. Es sorprendente el poco tiempo que se
necesita para hacer que sucedan cosas
maravillosas.  Entonces, muéstranos los colores de tu arco iris….
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *