EL ASMA: UN TRASTORNO EN ASCENSO

Una interferencia en el sistema nervioso (o subluxación) afecta el sistema respiratorio provocando cualquier trastorno/enfermedad del sistema respriratorio.

En un centro quiropráctico te corregirán esas subluxaciones permitiendo que tu organismo pueda funcionar al 100% de sus capacidades.

El asma es una condición muy seria que afecta a los pulmones. El alveolo, es un saco de aire que se encuentra dentro de los pulmones, y/o el bronquio no se abre completamente dando como resultado un cambio de oxígeno a dióxido de carbono pobre o la constricción de las vías aéreas. El resultado es una dramática incapacidad para respirar correctamente. Los tratamientos tradicionales son los inhaladores que fuerzan temporalmente al pulmón a abrirse drogando al sistema nervioso. Por más efectivos que estos inhaladores sean, tienen muchos efectos secundarios y con el tiempo llegan a dañar al tejido pulmonar. Los Quiroprácticos saben que el control de todas las funciones de los pulmones comienza en el sistema nervioso. Si este sistema no está funcionando correctamente desde el nacimiento se va a manifestar presentando enfermedades como el asma. Hay literalmente miles de pacientes quiroprácticos que aseguran haberse curado al recibir ajustes quiroprácticos regularmente.

EL ASMA INFANTIL
El Asma Infantil es la enfermedad crónica más habitual entre los menores de 14 años. Es una patología de las vías aéreas caracterizada por episodios recurrentes, más o menos frecuentes, de tos, silbidos en el pecho al respirar y ahogos. Se estima que, dependiendo de la zona geográfica, entre el 5% y el 15% de niños la padecen. Pero lo más llamativo es que su incidencia se está incrementando de forma alarmante y que en las dos últimas décadas los casos se han duplicado. En la infancia es más frecuente entre los niños que en las niñas, con una relación de 2 a 1, pero a medida que se acercan a la pubertad y a la adolescencia la frecuencia entre ambos sexos se va igualando. Por regla general, los niños asmáticos mejoran en la pubertad y adolescencia, pero entre un 30% y un 50% volverá a tener síntomas a partir de los 20 años. El asma infantil ocasiona una disminución de la actividad del niño y absentismo escolar.

CONTROL DEL SISTEMA RESPARATORIO
El aparato respiratorio como todo sistema del cuerpo recibe sus órdenes del sistema nervioso, principalmente del sistema nervioso vegetativo, tanto en su componente simpático como en el parasimpático. La doble finalidad del sistema va a proporcionar por medio del sistema simpático una bronco dilatación (aumento de aporte de oxígeno al sistema), mientras que el parasimpático proporciona un aumento de las secreciones respiratorias y una bronco constricción, que implica un aumento de la espiración.

Además de estos nervios, los receptores sensitivos del árbol respiratorio reaccionan a químicos a fin de provocar una espiración forzada cuando necesario.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *