EL CHOCOLATE : ¿AMIGO O ENEMIGO? I

Demostrar el amor que se siente hacia la persona querida es un rasgo común de todas las sociedades, épocas y países. Hay símbolos (corazones, angelitos, lazos, etc.), expresiones (“I love you”, “te quiero”, “bésame” …), hay regalos (flores, joyas …) hay demostraciones de afecto, amor y cariño (cartas de amor, poemas, postales, tarjetas …) y hay el CHOCOLATE!!!!

Aunque el chocolate es comúnmente ingerido por placer, existen efectos benéficos sobre la salud asociados al consumo del chocolate. El cacao o el chocolate negro benefician al sistema circulatorio. Otros efectos benéficos sugeridos son la función anticancerosa, como estimulador cerebral, antitusígeno y antidiarreico. Un efecto afrodisíaco aun debe probarse.

Por otro lado, el consumo incontrolado de gran cantidad de cualquier alimento rico en calorías como el chocolate incrementa el riesgo de obesidad de no haber un correspondiente aumento en actividad física. El chocolate crudo es rico en manteca de cacao, un componente graso que es removido durante el refinamiento del chocolate para luego ser añadido nuevamente en proporciones variables durante el proceso de fabricación. Los fabricantes pueden agregar otras grasas, azúcares y leche, todo lo cual incrementa su contenido calórico.

Un estudio difundido por la BBC indicó que el derretir chocolate en la boca produce un aumento de la actividad cerebral y el ritmo cardíaco que es más intenso que el asociado con el beso apasionado y que, además, dura cuatro veces más.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *