El latigazo cervical (II)

DOLOR DE CERVICALES

Es la queja más experimentada en los latigazos cervicales. Se observa en el 90% de los casos. El dolor suele irradiar en los hombros y hasta los brazos, y en la cabeza. Este tipo de lesión afecta todos los tejidos adyacentes: articulaciones, discos entre las vértebras, músculos, ligamentos y nervios. 

Las lesiones de los músculos y ligamentos del cuello y de la parte superior de la espalda son la mayor causa de dolor en las semanas siguientes al accidente. Es también por eso que uno se encuentra muy tieso y con menos movilidad. Las lesiones de los ligamentos derivan en movimiento anormal e inestabilidad. Además, las lesiones de los discos pueden añadir dolor. Los rasgones de las fibras de los discos pueden causar degeneración o hernias resultando en irritación o compresión de los nervios.

DOLOR DE CABEZA / MIGRAÑA

Después del dolor cervical, los dolores de cabeza o migrañas son la queja más prevalente afectando hasta el 80% de la gente. Algunas de estos dolores de cabeza pueden ser el resultado directo de un trauma al cerebro. Pero para la mayoría, son los daños de los músculos, ligamentos y articulaciones que refieren el dolor a la cabeza.

MAREOS / VERTIGOS 

Los mareos y vértigos después de un latigazo cervical resultan más comúnmente después de una lesión de las articulaciones de las vértebras cervicales. Los traumas directos al cerebro también son fuente de vértigos. Pero típicamente, los mareos son pasajeros y mejoran considerablemente con el cuidado quiropráctico.

DOLOR DE LUMBARES

La mayoría de la gente considera que un latigazo cervical sólo afecta las cervicales, pero en realidad es muy común tener una lesión en las lumbares durante el impacto. ¡De hecho, el dolor de lumbares está presente en más de la mitad de la gente que han sufrido un latigazo durante un impacto por detrás y en ¾ de la gente con un impacto que viene del lado! Durante el impacto, la columna lumbar está sometida a una compresión muy importante (durante las 2 primeras fases), y aunque no tiene el mismo grado de flexión y extensión que las cervicales el daño puede ser profundo.

También, mucho menos común pero todavía muy graves e inconvenientes, son los problemas de la “articulación temporomandibular” y las lesiones del cerebro. 

LA QUIROPRÁCTICA, MÉTODO MÁS SEGURO Y EFICAZ

Cualquier clase de accidente o trauma puede causar subluxaciones de la columna vertebral (y lo hace generalmente). En otras palabras, las vértebras se hallan fuera de su alineamiento apropiado y están «oprimiendo» o más precisamente, «obstaculizando» y «estorbando» los nervios. Con frecuencia éste es un estado sin dolor, pero en las lesiones del tipo de latigazo en el cuello, las vértebras desalineadas son a menudo muy dolorosas a causa de la anatomía del cuello. No hay cantidad posible de calmantes, relajantes musculares, sedantes, o terapia física que puedan volver a alinear las vértebras y quitar la presión del sistema nervioso y del sistema esquelético. Lo que se necesita es el arte quiropráctico: ajuste de la columna vertebral que vuelve a alinearla sin peligro y fácilmente.

Por lo tanto, toda persona que haya sufrido un accidente o un trauma debe consultar a un quiropráctico para hacerse examinar la columna vertebral para ver si hay presión sobre los nervios, causada por subluxaciones vertebrales o tensión de la columna. Aunque un hueso fracturado sea más dramático, la presión constante sobre un nervio puede causar a la larga más dolor y sufrimiento porque puede afectar el funcionamiento de todo el cuerpo durante muchos años.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *