Preguntas frecuentes

Un doctor en quiropráctica ha cursado una carrera universitaria de entre 5 y 6 años, dependiendo del país donde haya estudiado la carrera.

No. La quiropráctica utiliza los ajustes manuales para recolocar las vértebras correctamente en la columna vertebral para que no produzcan interferencias en el sistema nervioso.

Se debe al cambio de presión en el gas que hay dentro de la cápsula articular, no tiene ningún peligro.

La primera visita suele durar una hora, y las sesiones de ajuste aproximadamente unos 15 minutos.

Depende de la evolución de cada persona. El quiropráctico recomienda el cuidado quiropráctico de por vida, no sólo para mejorar sinó para mantener el estado de bienestar. También hay que tener en cuenta que, aunque sienta mejora, el problema en sí tarda un poco más en corregirse.

Los ajustes despiertan zonas que han estado mucho tiempo dormidas. Durante el proceso, puede ser que los síntomas empeoren. Esos síntomas son parte del proceso de mejoría y no suelen durar mucho. Si surgieran, puedes comentarlo con el quiropráctico.

Puede ajustarse todo el mundo. Ancianos, bebés, mujeres embarazadas,… ya que se trata de una terapia preventiva.

Podemos estar subluxados y no tener ningún síntoma, o tener algún síntoma y que nos parezca “normal”. Por eso es recomendable hacer una revisión de la columna vertebral y de esta manera evitar la aparición de esos síntomas.

Las causas de las subluxaciones pueden ser de tres tipos de estrés: físico (caídas, accidentes, malas posturas continuadas, lesiones,…), emocional (estrés, discusiones, cambios laborales, cambios vitales,…) y químico (medicación, substancias tóxicas, mala dieta,…).

1
2
3
4
1
LAS VERTEBRAS CERVICALES 

La afectación de estas vértebras puede provocar síntomas como:  Dolor de cabeza, nerviosismo, insomnio, resfriado, presión de la sangre alta, migraña, crisis nerviosa, amnesia, epilepsia, cansancio crónico, vértigo, Neuralgia, neuritis,…

2
LAS VERTEBRAS DORSALES

La afectación de estas vértebras puede provocar: problemas respiratorios, resfriados, estado de la vesícula biliar y hígado, presión de la sangre baja, anemia, mala circulación y artritis, alergias, arteriosclerosis, problemas de riñones, nefritis, cansancio crónico, reumatismo, ciertas esterilidades,…

3

VERTEBRAS LUMBARES

La afectación de las vertebras lumbares puede provocar: estreñimiento, colitis, disentería, diarrea, hernias, calambres, apendicitis, respiración dificultosa, acidez y varices, problemas de vejiga y menstruales como dolores o irregularidades, abortos, orinarse en la cama, cambio de síntomas de vida y dolores de rodilla, ciática, lumbago, dificultad al orinar y dolor de espalda, mala circulación de las piernas.

4

SACRO Y COXIS

Estructura y funciones  de las caderas y nalgas, provocando el estado sacrolítico y curvaturas espinales (escoliosis).