Mooncup, una alternativa a tampones y compresas

Cada día suena con más fuerza. Son muchas las mujeres que han dicho adiós a los tampones, compresas y salvaslips. Te hablamos de la copa vaginal: el Mooncup.


Las compresas contienen celulosa y fibras de algodón que se blanquean con lejía para dar sensación de pureza e higiene. Pero eso aumenta el flujo de la regla, ya que los químicos hacen sangrar más. Los tampones requieren usarlos con precaución para evitar el llamado síndrome de shock tóxico o las infecciones vaginales. Ese miedo ha llevado a muchas mujeres a optar por un invento llegado del Reino Unido llamado Mooncup.

¿Qué es?
Se trata de una copa vaginal hecha de suave silicona y es una alternativa a los más de 10.000 tampones y compresas que llegan a utilizar las mujeres en su etapa fértil.
Está diseñada en forma de campana invertida y permite recoger el flujo menstrual sin pérdidas, ni malos olores, ya que se adapta de forma perfecta a las paredes vaginales. Su composición a base de silicona natural tiene una duración de 10 años y basta con lavarla para poder usarla de nuevo.

¿Por qué es mejor?
La Mooncup está fabricada con silicona médica hipoalergénica. No causa irritaciones y es apta para mujeres con alergias. La silicona natural de la copa vaginal Mooncup es hipoalergénica, es suave y no molesta. Tampoco se nota y, gracias a los músculos de la vagina, no se mueve. Es segura en actividades deportivas y que exigen gran movilidad del cuerpo. No puede causar pérdidas puesto que se adapta a la perfección al cuello del útero y es tan fácil de manejar como un tampón. Para mantener la Mooncup limpia, puede esterilizarse entre periodos. La Mooncup no interfiere con el delicado entorno vaginal. No absorbe los mecanismos de defensa naturales de tu cuerpo ni deja fibras en tu pared vaginal.
Lo que supone para ti, tu monedero y nuestro planeta:
Mooncup es una alternativa para no contaminar el organismo con sustancias que pueden causar problemas de alergia y hormonales, porque no contiene geles absorbentes o desodorantes ni blanqueadores, por lo que no interfiere con el delicado entorno vaginal. Mooncup no absorbe las defensas naturales de la piel, ni deja fibras en la pared vaginal.

Mooncup se limpia tras finalizar un ciclo mediante líquidos esterilizadores, ebullición, o simplemente con un detergente lavavajillas.

La Mooncup dura años, lo que la convierte en el producto de higiene femenino más económico del mercado. Cuesta menos de lo que gastas cada 6 meses en productos desechables.
Como cualquier novedad, su uso requiere una mínima práctica hasta encontrar el ángulo y posición adecuados. Tras ello, su uso es muy simple. Basta con vaciarla, enjuagarla y secarla, y ya está lista para su uso. Se puede llevar durante la noche y a la hora de practicar deportes (incluso natación).

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *