Osteoporosis: causas y síntomas

Osteoporosis es una palabra que asusta a mucha gente ya que es una de las enfermedades óseas más comunes. Las mujeres conocen bien este proceso porque durante décadas se les ha ido concienciando que corren el riesgo de padecerla. Una generación entera ha sido educada en la creencia de que uno debe tener los huesos fuertes y temer a la osteoporosis. Pero los mitos sobre tal condición no suelen coincidir con la realidad. En este número, queremos desmitificar lo que es la osteoporosis, y enseñaros cómo se puede prevenir de forma totalmente natural, ya sea con una dieta distinta, con ejercicio, con cambios de hábitos y de estilo de vida o, por supuesto, con la quiropráctica. Existen muchas maneras naturales de cuidar sus huesos.
La osteoporosis, término que proviene del latín y que significa “huesos porosos”, es una enfermedad que debilita de forma gradual los huesos y que comporta cambios en la postura al tiempo que los hace extremadamente susceptibles a las fracturas.
Debido a cambios hormonales como la menopausia y a diferencias fisiológicas y nutricionales, esta enfermedad afecta más a mujeres (casi la mitad de la población femenina entre las edades de 45 y 75 años) que a hombres. Los investigadores estiman que 1 de cada 5 mujeres estadounidenses mayores de 50 años presenta osteoporosis. Cerca de la mitad de todas las mujeres mayores de 50 años tendrá una fractura de cadera, de muñeca o de vértebras.
CAUSAS
Los huesos están sometidos a un remodelado continuo mediante procesos de formación y reabsorción, y también sirven como reservorio de calcio del organismo. A partir de los 35 años se inicia la pérdida de pequeñas cantidades de hueso. Múltiples enfermedades o hábitos de vida pueden incrementar la pérdida de hueso ocasionando osteoporosis a una edad más precoz.

Las causas principales de la osteoporosis son la disminución de los niveles de estrógenos en las mujeres en el momento de la menopausia (fisiológica o por la extirpación quirúrgica de los ovarios) y la disminución de la testosterona en los hombres. Las mujeres mayores de 50 años y los hombres mayores de 70 tienen un riesgo más alto de sufrir osteoporosis.
Además de las causas antes mencionadas, existen factores de riesgo como los siguientes:
  • Fumar y tomar alcohol
  • Tener una dieta baja en calcio.
  • Llevar una vida sedentaria
  • Pertenecer a la raza blanca, u oriental
  • Poseer una contextura delgada
  • Estar postrado en una cama
  • Artritis reumatoidea crónica, nefropatía crónica, trastornos alimentarios
  • Tomar corticosteroides (prednisona, metilprednisolona) todos los días por más de tres meses o tomar algunos anticonvulsivos
  • Hiperparatiroidismo

SÍNTOMAS
La osteoporosis se presenta cuando el organismo no es capaz de formar suficiente hueso nuevo, cuando gran cantidad del hueso antiguo es reabsorbido por el cuerpo o en ambos casos.
El calcio y el fósforo son dos minerales esenciales para la formación normal del hueso. A lo largo de la juventud, el cuerpo utiliza estos minerales para producir huesos. Si uno no obtiene suficiente calcio o si el cuerpo no absorbe suficiente calcio de la dieta, ello puede afectar en la formación del hueso y los tejidos óseos.
A medida que uno envejece, el calcio y el fósforo pueden ser reabsorbidos de nuevo en el organismo desde los huesos, lo cual hace que el tejido óseo sea más débil. Esto puede provocar huesos frágiles y quebradizos que son más propensos a fracturas, incluso sin que se presente una lesión.
Por lo general, la pérdida ocurre de manera gradual en un período de años y, muchas veces, la persona sufrirá una fractura antes de darse cuenta de la presencia de la enfermedad ya que no se presentan síntomas en las primeras etapas de la misma. Cuando esto ocurre, la enfermedad ya se encuentra en sus etapas avanzadas y el daño es grave.
Entre sus síntomas, podemos incluir:
  • Defecto de postura (Postura encorvada o cifosis, también llamada “joroba de viuda”)
  • fracturas espontáneas
  • Dolor óseo (en el cuello o las lumbares principalmente)

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *