Osteoporosis: Quiropráctica y otras soluciones naturales

SOLUCIONES NATURALES

El rol del calcio en prevenir y tratar la osteoporosis no está claro — algunas poblaciones con extremadamente bajas ingestas de calcio también suelen tener extremadamente bajas tasas de fractura ósea, y otros con mucha ingesta de calcio a través tanto de leche como de sus derivados pueden tener mayor tendencia a la fractura de huesos que aquéllas.
Otros factores, como la ingesta de proteínas, sal, vitamina D, ejercicio o exposición al sol, pueden influir en la mineralización ósea, haciendo de la ingesta de calcio un factor entre muchos en el desarrollo de la osteoporosis.

LA QUIROPRÁCTICA

El hueso tiene una arquitectura interna que le da fuerza y estructura, así como un edificio tiene un diseño estructural con vigas de soporte para que no se caiga. La persona con osteoporosis está perdiendo la “vigas” estructurales de sus huesos. Estas vigas están hechas de minerales, de los cuales un componente importante es el calcio.
La columna necesita mantener su función, y su rango de movimiento correcto porque la falta de movimiento en la columna acelera la pérdida de su masa ósea, y aquí es donde la Quiropráctica le puede ayudar.
También entendemos que la capacidad de curación innata del cuerpo tiene que adaptar y fortalecer los huesos. Si tenemos esto presente, se entiende también que una función perfecta del sistema nervioso es esencial para la función y la adaptabilidad. Sin embargo, cualquier interferencia nerviosa en la columna impide un flujo normal de información entre el cerebro y el resto del cuerpo afectando a su capacidad de adaptación y al buen funcionamiento de los otros sistemas. Los ajustes permiten corregir estas interferencias o subluxaciones dejando al cuerpo la posibilidad de expresarse al 100%, de modo que es más que recomendable hacerse chequeos regulares de la columna vertebral para asegurarse de que no existen interferencias (subluxaciones) a fin de dar al cuerpo la mejor oportunidad de adaptarse normal y sanamente.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *