Entradas

Premisas cientificas del Bienestar Quiropractico yII

  1. El descenso en la propiocepción crónica nos lleva a una menor inhibición de la nocicepción, por lo que la información al cerebelo, médula oblongada y circuitos de la corteza cerebral se ve disminuida. Así, funciones viscerales (incluida la inmunidad), emociones, movimiento, tono muscular y posturas se ven afectadas negativamente.
  2. El ajuste quiropráctico restaura la movilidad articular de la columna, la biomecánica de la articulación y el músculo y restaura la información neurológica aferente.
  3. El ajuste quiropráctico restaura la salud de la articulación rompiendo las cicatrices del tejido conectivo y crea segmentos neurológicos sanos estimulando la propiocepción (mecanoreceptores). Este proceso requiere de repetición y tiempo para una corrección óptima.
  4. El descenso en la nocicepción, normaliza el tono simpático (descenso en el espasmo muscular y vasoconstricción) y normaliza la respuesta al estrés y por lo tanto la respuesta inmunitaria.
  5. La normalización de la propiocepción lleva consigo a una coordinación de movimientos, tono muscular, postura, así como emoción, cognición y funciones viscerales.
  6. Muchas áreas de estudio incluyendo ciencias neurológicas, neuropsicología, endocrinología, psiconeuroinmunología y educación tienen datos que corroboran que la Quiropráctica es tan importante en la prevención como en el bienestar. Una forma esencial de nutrir el cerebro y funcionamiento del sistema nervioso está basada en el input que reciben el cerebelo-médula oblongada-circuitos de la corteza al normalizar la propiocepción tras los ajustes Quiroprácticos.
  7. Independientemente de los síntomas, todo el mundo requiere de exámenes Quiroprácticos regulares para asegurar que este aspecto vital del sistema cuerpo-mente esté funcionando lo mejor posible.

Premisas cientificas del Bienestar Quiropractico I

  1. La Quiropráctica representa un enfoque distinto, holístico, vitalista, conservador y racional, un paradigma de la salud que es filosóficamente lógico y científicamente válido.
  2. Restricciones en los movimientos de los segmentos de las caras facetarias de la columna ocurren comúnmente en los humanos y han sido definidas de una manera científica muy precisa en la literatura como Complejo de Subluxación Vertebral (CSV).
  3. El Complejo de Subluxación Vertebral (CSV) es el resultado del estrés físico, emocional y/o químico y/o trauma. Nuestra forma de vida moderna presenta estos estreses que hacen de la subluxación algo epidémico.
  4. El CSV siempre consta de componentes kinesiológicos (biomecánicos/ estructurales) y neurológicos que no pueden ser separados fisiológicamente (ni tampoco su efecto cuerpo-mente).
  5. La reducción crónica del movimiento asociado con el CSV resulta en cambios patológicos neuroplásticos que incrementan la nocicepción y reducen la propiocepción (mecano receptores) aferente hacia el Sistema Nervioso Central.
  6. Los incrementos en la nocicepción crónica llevan a una sensibilización central y periférica, un espasmo muscular inducido por el simpático y una vasoconstricción que nos lleva a una patología crónica muscular y articular (degeneración de la subluxación/osteoartritis).
  7. Un incremento de manera crónica en la nocicepción aferente resulta en un incremento en la respuesta al estrés y a disfunciones relacionadas con el estrés, así como susceptibilidad a enfermar de manera inconsciente o sin mostrar otros síntomas.

Quiropractica y baja laboral. Florida, 1988

En 1988 se estudiaron 10,652 casos de compensación laboral de Florida. Conducido por Steve Wolk, Ph.D. se concluyó que:

  • “Un demandante con una lesión relacionada con la columna, cuando es tratado inicialmente por un Doctor en Quiropráctica, en comparación con un médico, tiene menos riesgo de estar temporalmente discapacitado y si está discapacitado, tendrá una baja laboral más corta.”
  • “Demandantes tratados por quiroprácticos estuvieron hospitalizados en una menor proporción que los tratados por médicos.”

Bibliografía:
An Analysis of Florida Workers’ Compensation Medical Claims for Back Related Injuries. Wolk S. Foundation for Chiropractic Education and Research, Arlington, VA. – 1988.

Quiropráctica contra dolor de cuello y espalda: El estudio holandés, 1992

Este estudio fue realizado por investigadores independientes financiados por el gobierno de Holanda y el Consejo Nacional Holandés de Aseguradores Sanitarios. Se estudiaron 256 pacientes con dolor crónico de cuello y/o espalda divididos aleatoriamente en cuatro grupos y sometidos a cuatro tratamientos distintos:
  • Tratamiento médico general: medicación, reposo en cama, consejos posturales y ejercicios.
  • Tratamiento manual (quiropráctico): manipulaciones y movilizaciones.
  • Tratamiento fisioterapéutico.
  • Tratamiento placebo: reconocimiento médico y ultrasonidos con aparato desconectado.

Resultados:

  • A los 6 meses y 12 meses los pacientes tratados con terapia quiropráctica y fisioterapia obtuvieron mejores resultados que los de tratamiento médico o placebo.
  • Dentro de los de terapia manual y fisioterapia, los de terapia quiropráctica obtuvieron de manera consistente mejores resultados que los de fisioterapia y además recibieron menor número de tratamientos.
  • Los investigadores encontraron que los pacientes tratados con terapia quiropráctica también obtuvieron mejores resultados a largo plazo y ayudó más a restaurar la función de la columna.
Bibliografía:
Koes BW et al: “A Blinded Randomised Clinical Trial of Manual Therapy and Physiotherapy for Chronic Back and Neck Complaints: Physical Outcome Measures.” J. Manip. Physiol. Ther. 15 (1): 16-23, 1992.

Quiropráctica y dolor lumbar: El estudio de la Universidad de Saskatchewan, 1985

En 1985 se realizó un estudio en la Universidad de Saskatchewan, Canadá, y publicado en la revista científica Médico de Familia Canadiense (Canadian Family Physician). Fue liderado por Kirkaldy-Willis WH y Cassidy JD. Kirkaldy-Willis es un reconocido cirujano ortopédico, profesor emérito de la facultad de medicina de Saskatchewan (Canadá) y autor del texto “Managing Low-Back Pain” (Tratamiento del dolor lumbar), publicado por Churchill Livingstone, Inc., New York, 1983.
En él se estudiaron 283 pacientes que “no habían respondido a tratamiento médico conservador previo o cirugía” y que estaban clasificados como minusvalía total:

  • El estudio reveló que con el tratamiento manipulativo (quiroporáctico), el 81% de los casos quedaron “asintomáticos o en un estado de síntomas leves intermitentes sin restricciones para trabajar”.

Bibliografía:
Kirkaldy-Willis WH, Cassidy JD:”Spinal Manipulation in the Treatment of Low-Back Pain”. Can Fam Phys 31: 535, 1985.

La macro-encuesta Gallup, 1991

La macro-encuesta Gallup (“Gallup Poll”) de la Organización Gallup, con sudibsidiarios en 25 países y más de 3,000 empleados, es una de las principales fuentes de opinión pública desde 1935.
En la encuesta Gallup de 1991 se desarrolló un estudio demográfico sobre el uso de la quiropráctica en los EE.UU. y reveló que:

  • El 90% manifestaban que su tratamiento había sido efectivo.
  • Más del 80% estaban satisfechos con el tratamiento.
  • El 75% opinaba que se habían alcanzado sus expectativas en el tratamiento.
  • El 80% opinaba que el coste del tratamiento era razonable.
  • Más de 20 millones de estadounidenses habían acudido a un Doctor en Quiropráctica durante el año 1991.

Bibliografía:
Demographic Characteristics of Users of Chiropractic Services. The Gallup Organization, Princeton, New Jersey – 1991.

Estudio del new England Journal of Medicine, 1995

Este estudio encontró que los pacientes de dolor lumbar tratados por quiroprácticos estaban significativamente más satisfechos que los tratados por médicos generales, traumatólogos o facultativos de igualatorio médico.

  • Los pacientes de quiroprácticos, en comparación con los otros mencionados, manifestaron que la información que recibieron era excelente (47.1% vs. 30.3%), que se les realizó un detallado examen (96.1% vs. 79.9%)
  • Que la causa de su problema había sido debidamente explicada (93.6% vs. 74.6)
  • Y que la satisfacción con el tratamiento de su problema de columna era excelente (52.1% vs. 31.5%).

Bibliografía:
Carey, T.S., Garrett, J., Jackman, A., Mclaughlin, C., Fryer, J., Smucker, D.R. (1995) «The Outcomes and Costs of Care for Acute Low Back Pain Among Patients Seen By Primary Care Practitioners, Chiropractors, and Orthopaedic Surgeons», New England Journal of Medicine, Vol. 333, pp. 913-917.

El estudio de la Comisión de Suecia, 1987

Hasta los años ’80, en Suecia no existía una legislación regulando la profesión quiropráctica. En 1987, una comisión del gobierno sueco condujo una investigación detallada sobre la educación quiropráctica. La literatura científica fue revisada por el profesorado de la universidad de medicina y adicionalmente se creo un estudio demográfico por parte de Estadísticas Suecas. Las conclusiones de la comisión del gobierno fueron que:

  • Los Doctores en Quiropráctica deben convertirse en facultativos colegiados y deben ser incluidos en el sistema seguridad social sueco.
  • La educación del Doctor en Quiropráctica es equivalente a la de medicina en Suecia; están capacitados para diagnosticar y deben estar regulados como profesionales sanitarios de atención primaria.
  • Medidas para mejorar la cooperación entre quiroprácticos, médicos y fisioterapeutas son vitales para el interés público.

Consecuentemente, el gobierno sueco aprobó una legislación reconociendo y regulando la profesión quiropráctica en Suecia siguiendo las recomendaciones de la comisión.

Fuente:
Commission on Alternative Medicine, Social Departamente, Legimitization for Vissa Kiropractorer, Stockholm, SOU 1987: 12- 13- 16.

Guías nacionales para dolor lumbar

Guías nacionales para dolor lumbar de: la Agencia para la Politica Sanitaria e Investigación de EE.UU. (AHCPR), Colegio Real de Médicos Generales de GB, Gobierno Neocelandés y Gobierno de Dinamarca.
En 1994 la Agencia para la Política Sanitaria e Investigación (Agency for Health Care Policy and Research) publicó las guías clínicas para profesionales de la salud (1) para el tratamiento del dolor lumbar realizadas por un panel multidisciplinario de expertos seleccionados y patrocinados por el gobierno de los EE.UU.. En 1996, también el gobierno del Gran Bretaña realizó sus guías (2) a través del Colegio Real de Médicos Generales (Royal College of General Practitioners). En 1997 lo hizo el gobierno de Nueva Zelanda (3) a través del Comité de Salud Nacional, y en 1999 también lo hizo el gobierno Dinamarca (4) a través del Panel Nacional de Salud para la prevención y tratamiento del dolor lumbar.
  • Todas las guías clínicas gubernamentales desarrolladas hasta la fecha, realizadas por expertos que estudiaron la literatura científica internacional sobre el dolor lumbar coinciden en que la manipulación de la columna es apropiada como tratamiento de primera línea para la mayoría de pacientes con dolor lumbar agudo.
  • También establecían que el descanso o “esperar a ver si pasa” como tratamiento es contraproducente así como la aplicación de calor.
  • No recomendaban el uso de anti-inflamatorios esteroideos para el dolor lumbar.
(1) Bigos S, Bowyer O, Braen G, et al. Acute low-back problems in adults. Clinical practice guidelines no. 14. Rockville, Maryland: Agency for Health Care Policy and Research, Public Health Service, US Department of Health and Human Services, 1994; AHCPR Publication No. 95-0642.
(2) Rosen M, Breen A, et al. Management guidelines for back pain. Appendix B In: Report of a clinical standards advisory group committee on back pain. London, England: Her Majesty’s Stationary Office (HMSO), 1994.
(3) New Zealand Acute Low-Back Pain Guide, and Guide to Assessing Phychosocial Yellow Flags in Acute Low-Back Pain. Accident Rehabilitation and Compensation Insurance Corporation of New Zealand and The National Health Committee, Wellington, New Zealand, 1997.
(4) Manniche C et al. Low-Back Pain: Frequency Management and Prevention from an HDA Perspective. Danish Health Technology Assessment 1999; 1 (1).

Quiropractica y cefalea: Estudio de la Universidad de Duke (EE.UU.), 2001.

Los expertos médicos del “Evidence Based Practice Center in North Carolina” de la Universidad de Duke realizaron una revisión sistemática de la literatura científica en el año 2001. Este es uno de los 12 centros de investigación a los que el Departamento Norteamericano de Salud y Servicios Humanos otorgó el estatus de EPC (Evidence Based Practice Center). Se estudiaron los tratamientos de los tipos de dolor de cabeza muy comunes: la cefalea tensional y cefalea cervicogénica.

Encontraron que la manipulación cervical, en efecto, era un tratamiento apropiado para ambos tipos de dolor de cabeza.

Fuente: Mc Crory DC, Penzien DB et al (2001). Evidence Report: Behavioral and Physical Treatments for Tension-Type and Cervicogenic Headache. Des Moines, Iowa. Foundations of Chiropractic Education and Research. Product No. 2085.