Entradas

Los beneficios del agua

¿Por qué el agua es importante para el hombre?
El agua constituye un elemento imprescindible para la
vida, ya que la mayor parte de los organismos de la Tierra tienen en su
composición agua. Además la mayoría de los procesos químicos que se llevan a
cabo en los organismos necesitan de este elemento. Y el ser
humano no es una excepción.
Nuestro
organismo está formado principalmente por agua, alcanzando una proporción del
60%, pudiendo llegar hasta un 80% en un niño. Sin el agua, el organismo se
deshidrata. Hay registros que indican que el hombre ha aguantado hasta 90 días
sin ingerir alimentos pero no, sin beber agua más de 3-4 días. El agua es
necesaria para:
–  Realizar la digestión y expulsión de alimentos, ya que
permite digerir y mover los alimentos dentro del tubo digestivo.
–   Expulsar los residuos metabólicos a través de la orina.
Es necesario beber mucha agua para ayudar al riñón a eliminar las sustancias
tóxicas que produce el organismo.
–  Regular la temperatura corporal. Perdemos entre medio
litro y tres cuarto de litro diarios a través de la transpiración. La cantidad
es mucho mayor cando hace calor o cuando realizamos un esfuerzo. Esta agua, al
evaporarse, arrastra el calor y disminuye la temperatura corporal.
– La distribución del oxígeno y de los nutrientes de las
células por medio de la corriente sanguínea. La sangre posee un
90% de agua.
– Como lubricante. El agua reduce la fricción entre las
partes que rozan. Por ejemplo, los ojos necesitan permanecer siempre húmedos,
la lengua, las mucosas etc.. De igual modo, el agua constituye un lubricante
ideal para el movimiento de las articulaciones.
– El correcto estado de las células. Necesitamos una
hidratación adecuada para mantener nuestro organismo hidratado. Sin embargo, a
medida que nos vamos haciendo mayores, se produce una pérdida de agua. La piel
es uno de órganos que demuestran mejor esta falta de hidratación. Esto es lo
que lleva a la aparición de las arrugas.
Cantidad de agua aconsejada 
En
general, se aconseja la ingestión directa de agua de 2 litros diarios, como
mínimo, cuando hace calor. Naturalmente, deberíamos tener en cuenta aportaciones
superiores en casos concretos. Como por ejemplo:
–         
Profesiones y actividades que exijan esfuerzo físico.
–         
Personas que coman dietas ricas en carnes. La digestión
de las proteínas requiere más cantidad de agua.
–         
Los que tienen fiebre o diarreas para compensar la
pérdida de agua.
–         
Personas que viven en climas muy calurosos.
–         
Con dietas de adelgazamiento para aumentar la eliminación
de líquidos.
–         
Personas mayores. Se dice que nacemos con el 70% de agua
y que, al hacernos mayores, esta llega a representar poco más del 50%. Además
de la menor capacidad para retener el agua, las personas mayores van perdiendo
la sensación de sed.
 

Principales fuentes de agua
El agua, los refrescos y las infusiones representan el
60% del total del agua que ingerimos a lo largo del día.
Algo más de un tercio restante se ingiere de los
alimentos que comemos. Entre ellos tenemos:
Producto
% de agua
Ejemplos
Verduras
90%-96%
El pepino contiene un 96%.
Frutas
73%-80%
El melón contiene un 89,97%.
Lácteos
39%-90%
La leche contiene un 90%.
Cereales
5%-39%
El pan contiene un 39%.
Carnes
50%-70%
La carne de ave es la que más agua contiene.
Pescados
73%-84%
Los mariscos son los que más agua contienen.

Los beneficios del deporte sobre la salud física y mental

En la
actualidad parece claramente demostrado que mientras que el sedentarismo supone
un factor de riesgo para el desarrollo de numerosas enfermedades crónicas, el
llevar una vida físicamente activa produce numerosos beneficios, tanto físicos
como psicológicos, para la salud. 
No es fácil definir el término
salud ya que cada persona tiene una percepción y vivencia personal de ella,
dependiendo de lo que cada uno considera normal, del nivel socioeconómico,
religión, forma de vida y cultura, la cual aporta el patrón que define la forma
de estar o de ser sano. Muchas definiciones hacen referencia a la ausencia de
enfermedad como concepto de salud, como por ejemplo la de Samuel Johnson en su
Diccionario (1775), que dice que la salud “consiste en estar robusto, ileso
o carente de malestar, dolor o enfermedad”. Según la O.M.S. (Organización
Mundial de la Salud), la salud se puede definir como “el estado de
completo bienestar físico, mental y social y no sólo la ausencia de
enfermedades”.  Una de las
motivaciones para la realización de ejercicio físico es la búsqueda de ese
estado de bienestar.
¿Qué entendemos por actividad física?
Durante nuestra infancia y
adolescencia la mayoría de nosotros mantiene un nivel de actividad física más
que suficiente a través del juego y de diferentes actividades deportivas. Pero
las oportunidades de realizar ejercicio físico se reducen a medida que nos
hacemos adultos. 
El cuerpo humano ha sido diseñado
para moverse y requiere por tanto realizar ejercicio de forma regular para
mantenerse funcional. Actividad física es todo movimiento corporal producido
por los músculos y que requiere un gasto energético. Ejercicio físico es un
tipo de actividad física que se define como todo movimiento corporal
programado, estructurado y repetitivo realizado para mejorar o mantener uno o
más de los componentes del estado de forma física. Cuando el nivel de actividad
física no alcanza el mínimo necesario para mantener un estado saludable, se
habla de sedentarismo. 
El Dr. K. H. Cooper define el ejercicio
físico como “el método para poner más años en su vida y más vida en sus
años”.
Lo mínimo recomendado es…
En el
V Congreso Español de Nutrición Comunitaria se ha destacado la importancia de
la realización de actividades deportivas para el desarrollo físico, psíquico y
social. Además, el deporte colabora en la prevención de muchas enfermedades
como la obesidad, la hipertensión y la diabetes. Realizar ejercicio físico
moderado es beneficioso para mantener el cerebro sano y prevenir enfermedades  neurodegenerativas. Pero para obtener estos
resultados tenemos que ser constantes en su práctica pero, ¿cómo debería ser?
¿Con qué frecuencia?
Los
programas de actividad física deben proporcionar relajación, resistencia,
fortaleza muscular y flexibilidad. Lo ideal sería practicarlo un mínimo de 3
veces por semana, siendo cada sesión de más de 40 minutos. Una clase perfecta
sería la que combinara un 95 % de ejercicio aeróbico ligero- medio y un 5% de
ejercicios de intensidad media- alta. Trabajo de fortalecimiento abdominal,
estiramientos y ejercicios de coordinación y equilibrio sería un programa  acertado.
Principales Beneficios del deporte
Si
concretamos más, podemos afirmar que los principales beneficios sobre el
metabolismo son:
–         
Se aprovecha más el oxígeno que llega al organismo a
través de la circulación.
–         
Aumenta la actividad de las enzimas musculares.
–         
Aumenta el consumo de grasas durante la actividad física
con lo que contribuye a la pérdida de peso.
–         
Ayuda a disminuir el colesterol LDL (“malo”) y aumentar
el colesterol HDL (“bueno”).
–         
Mejora la tolerancia a la glucosa por lo que favorece el
tratamiento de la diabetes.
–         
Colabora en el mantenimiento de una vida sexual plena.
–         
Mejora en el sistema inmunológico.
–      Fortalece los huesos, cartílagos, ligamentos, tendones, etc…contribuyendo
a una mejor calidad de vida y grado de independencia, especialmente entre las
personas de edad.
–         
Disminuye problemas gástricos y el riesgo de cáncer de
colon
Los
beneficios principales sobre el corazón son:
–         
Disminuye la frecuencia cardíaca en reposo por lo que
“gasta” menos energía para trabajar.
–         
Estimula la circulación favoreciendo la “alimentación”
del corazón.
–         
Contribuye a la reducción de la presión arterial.
–         
Previene la aparición de infartos, ya que disminuye la
formación de coágulos dentro de las arterias.
–         
Aumenta la circulación en todos los músculos.
–         
Mejora el funcionamiento venoso previniendo la aparición
de varices.
     
El
ejercicio físico también,  mejora la
función mental, la autonomía, la rapidez, la memoria, la “imagen corporal” y la
sensación de bienestar, se produce una estabilidad mental caracterizada por el
optimismo, la euforia y la flexibilidad mental.  
Como habéis podido comprobar, realizar deporte ayuda y
mucho a mantener un cuerpo sano y este ejercicio debe de
complementarse con una alimentación basada en la Dieta Mediterránea. Además,
también pones en práctica tu propio afán de superación puesto que tu capacidad
de resistencia y de superar nuevos retos crece con la práctica del día a día.
En la medida en que más activo nos sentimos,
más energía tendremos para disfrutar de la vida e implicarnos al cien
por cien en nuestro presente.
¿Necesitáis
más razones?

Como podemos mejorar nuestra salud?

La salud es el estado de
completo bienestar físico (biológico), mental (psicológico) y social, y no
solamente la ausencia de infecciones o enfermedades ligeras, fuertes o graves,
según la definición presentada por la Organización Mundial de la Salud en su constitución de 1946. También puede definirse como el nivel de eficacia funcional o metabólica
de un organismo tanto a nivel micro (celular) como a nivel macro (social). En 1992 un investigador amplió la definición de la OMS, al agregar:
“y en armonía con el medio ambiente”.
“La salud
es principalmente una medida de la capacidad de cada persona de hacer o de
convertirse en lo que quiere ser.”…  
René Dubos
Nuestra cuenta bancaria de salud
Según el informe de LaLonde, del
año 1974 realizado en Canadá, sugiere que existen cuatro determinantes generales que influyen en la
salud, a los cuales llamó, “biología
humana”, “ambiente”, “Forma de vida” y  “organización
del cuidado de la salud”. De esta manera, la salud es mantenida por la ciencia y la
práctica de medicina, pero también por
el esfuerzo propio
. Todos somos responsables de nuestra salud.
Podemos
ver nuestra salud como una cuenta bancaria con sus respectivos ingresos y
gastos. Así pues, consideraríamos un ingreso como algo que nos ayuda a tener
más salud y un gasto como cualquier cosa que nos resta bienestar. Todos sabemos
que el fitness, una dieta saludable, dejar de fumar, etc.…son pasos para
mejorar nuestra salud. Por otra parte, no debemos olvidar que nuestro estilo de
vida, que el conjunto de comportamientos o aptitudes que desarrollan las
personas, pueden ser saludables o nocivas para la salud y además podemos encontrar
que es la causa de las enfermedades.
Así pues, los ingresos y los gastos podríamos
dividirlos en 3 grandes aspectos: el físico, el químico y el emocional. El
estrés físico es el causado por caídas, lesiones y/o fracturas, accidentes y
posturas incorrectas. Entenderíamos por estrés químico la comida inadecuada, el
exceso de alcohol, los conservantes, los aditivos, etc.…¡¡Y no nos podemos
olvidar del estrés emocional!! ¿Quién no se encuentra peor tras una situación
angustiosa? O ¿tras un periodo repleto de problemas? Así pues, no debemos
entender un ingreso como el mero hecho de cuidarnos sino englobaríamos todos
aquellos aspectos que nos proporcionan un bienestar, pudiendo ser  físico o emocional. Por ejemplo,
quedar con los amigos para tomar un café podría ser un ingreso. Evidentemente,
todos deberíamos adecuar los ingresos y los gastos según el caso. 
 
¿Cómo podemos mejorar nuestra salud?
Siempre
asociamos el estrés como algo negativo en nuestras vidas. Sin embargo, el
estrés nos ayuda a activar nuestro cuerpo y nuestra mente. El problema es
cuando esta situación se alarga en el tiempo o se convierte en algo habitual.
En ocasiones, el cuerpo se queda en ese estado continuo de tensión y entonces,
esta reacción física y positiva  del
cuerpo se transforma en un estado nocivo para nosotros. Como hemos comentado en
el apartado anterior, el estrés “negativo” es una potente causa de subluxación.
Es imposible controlar nuestro entorno pero podemos seguir algunos prácticos
consejos que nos ayuden a evitar situaciones estresantes y que nos
desequilibren. Por ejemplo, levantarnos 15 min. antes por las mañanas o llegar
a los sitios con antelación harán que los contratiempos sean menos estresantes.
Relajar las obligaciones con uno mismo, saber decir que no y descolgar el
teléfono son aspectos muy importantes. Hay que ser conscientes de que uno no
posee el tiempo o la energía para todo. Cada unos de nosotros necesita cada día
tiempo para estar tranquilo, para relajarse y estar solo. 
Respirar
bien es vital para controlar y liberarnos del estrés que pueda quedarse
acumulado en nuestro cuerpo. La mayoría de las personas, cuando nos sentimos
estresadas, tendemos a respirar poco profundamente. Cuando se respira así, el
aire viciado no es expulsado de los pulmones, la oxigenación de los tejidos es
incompleta, y aumenta la tensión muscular. Debemos comprobar nuestra
respiración durante todo el día, y especialmente antes, durante y después de
situaciones de alta presión. Sería perfecto que todos aprendiéramos técnicas de
respiración. 
Visualizar
los eventos y actuaciones importantes disminuirá el estrés cuando llegue el
momento, si hemos imaginado con detalle todo lo que hemos de hacer. Anotar
pensamientos y sentimientos y escribirlos (y después tirarlos) puede ayudarnos
a clarificar cosas y darnos una perspectiva renovada de los mismos. Hacer algo
por los demás relaja y hace que nos sintamos mejor, así como mejorar nuestro
aspecto nos puede ayudar a vernos bien en un día gris. Ser flexibles, evitar
auto etiquetarnos negativamente y delegar responsabilidades son pequeños
consejos que repercutirán en un mayor relax. 
Ser positivo
ayuda a mejorar la salud. Y mantenerse en forma, hacer una vida saludable ayuda
a ser positivo. Ambos conceptos están estrechamente relacionados. Algunas
investigaciones realizadas con métodos muy rigurosos en las mejores
universidades de Estados Unidos, Japón y Australia muestran una estrecha correlación
entre longevidad y mentalidad positiva. En la antigua Grecia nada se sabía de
virus y bacterias, pero ya reconocían que la personalidad y sus características
desempeñan un rol fundamental en los orígenes de la enfermedad. Así que es un
círculo que conviene trabajar en beneficio propio. Si somos positivos  nuestra salud mejorará. 
Pero también
podemos ayudar a que nuestro cerebro piense positivamente si mejoramos nuestra
salud.
Una
nutrición equilibrada es fundamental para mantener una buena salud. Podemos
mirar en la pirámide alimentaria los alimentos para una nutrición
sana y equilibrada. Para una nutrición saludable se deben consumir pocas grasas
y lípidos, muchas frutas y verduras. Los productos de origen animal se deben
consumir de manera regular y los cereales se deben consumir de manera
constante. 
Hacer
ejercicio nos ayudará a ser otra persona. Si logramos hacer ejercicio
regularmente habremos ayudado a nuestro cerebro a pensar de forma positiva.
Muchas de las reacciones químicas que tienen lugar en el cerebro y que explican
el actuar positivamente en las personas tienen que ver con las actitudes que se
desarrollan con el ejercicio continuado y con lograr una buena forma física, un
buen riego sanguíneo, etc.… Podéis solicitarnos el folleto de “Los beneficios
del deporte”.
Las horas de
sueño son esenciales para poder cargar pilas. El sueño nos llena de energía
para poder afrontar la jornada. Pero no solo se trata de dormir bien, sino de
tener un sueño reparador. Las consecuencias de no dormir bien pueden ser muy
variadas: estrés, ansiedad, cansancio, somnolencia, poca capacidad para
concentrarse, lentitud de respuesta, falta de reflejos, etc. Siguiendo unos
sencillos consejos podéis enseñar a vuestro cuerpo a cómo dormir bien. Si
queréis más información, tenéis a vuestra disposición el folleto “Dormir bien
para vivir más y mejor”.
No hay que olvidar que la salud es
unos de los derechos humanos más preciados que tenemos.

El sol y la salud III

¿Tendrías que usar un protector de sol para evitar las quemaduras? ¡Por supuesto! Pero no cualquier protector que se encuentre en el mercado. Siempre que sea posible, es mejor evitar el uso de protectores solares porque interfieren con la producción de vitamina D. Pero sin embargo, hay situaciones en la que es imposible limitar la exposición al sol. Si por cualquier razón, no puedes evitar tomar el sol, usa una crema para proteger la piel de quemaduras. Muchos estudios e investigaciones demuestran que el exceso de sol que causa quemaduras es sin duda un factor de riesgo para los melanomas. Además, el riesgo de contraer melanoma aumenta en relación con la frecuencia y la severidad de las quemaduras. Limitar la exposición al sol, llevar ropa protectora, usar un protector 100% natural y sin químicos, puede reducir los riesgos de cáncer de piel u otros efectos adversos del sol.
Otras investigaciones revelan que la gente que pasa más tiempo al aire libre pero SIN quemarse, reducenel riesgo de contraer cáncer. Incluso se ha comprobado que una exposiciónsegura al sol protege contra 16 diferentes formas de cáncer como el de pecho, de colón, de esófago, de ovario, de vejiga, de vesícula, de estómago, de páncreas, de próstata, de recto, de riñones y endometriosis así como de linfoma de non-Hodgkin. Así que tu cuerpo necesita un poco de exposición al sol sin protección – para obtener todos los beneficios nombrados anteriormente. No todos los protectores solares son buenos. Centenas de cremas solares son tóxicas porque llevan químicos sintéticos que pueden causar problemas de salud muy severos y aumentar el riesgo de enfermedad. El químico principal utilizado en las cremas de sol para filtrar los UVB es octyl methoxycinnamate (OMC). Pero unas investigaciones demuestran que el OMC mata a ratones, incluso en pequeñas dosis. Además, se ha comprobado que puede ser muy tóxico cuando se expone al sol. ¡¡¡En el 90% de los protectores solares de marca se encuentra el OMC!!! Por otro lado, un filtro ultravioleta A muy común, el butyl methoxydibenzoylmethane, también tiene propiedades tóxicas. Además, varios estudios demuestran que los químicos usados en protectores solares son absorbidos por la piel y acaban circulando por la sangre. Eso no es nada bueno, entonces….
Los químicos siguientes están considerados peligrosos para la salud: Ácido para amino benzoic, Octyl salicyclate, Avobenzone, Oxybenzone, Cinoxate, Padimat, Dioxybenzone, Phenylbenzimidazole, Homosalate, Sulisobenzone, Menthyl, anthranilate, Trolamine salicyclate, Octocrylene… Químicos potencialmente perjudiciales como el dioxybenzone y oxybenzone (químicos que ya hemos mencionado) ¡son dos de los radicales libres más potentes que se deben conocer! Si tu protector solar contiene dioxybenzone, oxybenzone o alguno de los otros químicos mencionados más arriba, es recomendable que lo cambies por una formula más segura y saludable para tu piel. Y una nota particular para las madres…. Piensan con conciencia en cuidar a sus hijos. Pero cuando los están embadurnando de crema solar puede ser que les estén haciendo en realidad más daño que bien. Así que vigila lo que dice la botella y si contiene químicos potencialmente peligrosos, tírala. La piel es tu órgano más grande, y ¡el de tus hijos también! Afortunadamente hay otra opción: los protectores solares naturales. Los ingredientes de los protectores de sol naturales tienen el mismo propósito: nutrir, proteger e hidratar la piel. Recientemente, se está añadiendo a la fórmula un ingrediente muy potente: el té verde. Muchos estudios demuestran que el té verde es un antioxidante muy potente. También, se dice del té verde que reduce la apariencia de daños de la piel debido al sol. En otras palabras, el té verde ayuda a proteger las células de la piel proveyendo una protección antioxidante. Estas cremas de sol naturales reflejan los rayos UV de la piel. Además, son resistentes al agua, hipoalergénicas y LIBRES de químicos para un buen olor, LIBRES de químicos conservantes fuertes, LIBRES de nanopartículas (que permiten a la crema ser invisible pero que se queda en la superficie de la piel). Todos los ingredientes de un protector de sol natural son naturales. Dos de los ingredientes encontrados en estas cremas de sol son: Dióxido de Titanio (6.0%) & Óxido de Zinc (6.0%). Estos dos ingredientes activos son minerales naturales. Provienen de arcilla y de depósitos de arena. Eso significa que no son agresivos ya que no son químicos sintéticos. Y el óxido de zinc ha sido utilizado en todo el mundo desde hace ya más de 75 años como un protector de sol seguro para prevenir la exposición excesiva al sol. A diferencia de los protectores comerciales que absorben la luz ultravioleta, la Naturaleza provee dióxido de titanio y óxido de zinc… dos ingredientes excepcionales que se quedan en la piel para reflejar y desviar los UVA y UVB formando una barrera física, sin irritar o bloquear los poros.

El sol y la salud II

Si estás buscando otro modo de protección solar además de la ropa, hemos recopilado otras opciones que se adaptarán a ti y a tu familia. El potencial pernicioso del sol natural ha sido desmesurado últimamente. Esto es “gracias” a muchos médicos, instituciones de la Salud, publicidades/anuncios, expertos de la belleza, corporaciones, y unos buenos amigos que se preocupan por ti y quieren ayudarte. Todos dicen que uno se tiene que proteger o alejar completamente del sol porque el sol puede matar. ¡Pero eso no es cierto! Para empezar, hay muy poca evidencia científica para justificar las numerosas campañas preventivas de salud que instan a evitar el sol. ¡Pero evitar el sol, no tiene sentido! De hecho, el sol es saludable. ¡Es bueno para ti! Una exposición larga y excesiva al sol puede aumentar el riesgo de cierto tipo de cáncer de la piel. Pero una exposición moderada es menos peligrosa que una exposición esporádica. Además, hay muchas evidencias de que la exposición al sol sin quemaduras reduce el riesgo de melanoma (el tipo de cáncer más mortal) significativamente. Por lo cual, vale más una exposición segura e inteligente! La luz ultravioleta del sol viene en dos ondas principales – UVA y UVB. Es importante que entiendas la diferencia entre las dos, y los factores de riesgo de cada una. Piensa en UVB como el “buen amigo” – aunque, por supuesto, no se puede eliminar a UVA cuando te expones al sol. UVB ayuda a la piel a producir vitamina D. Por otro lado, los rayos UVA constan como el “enemigo”; penetran la piel más profundamente y causan más daño a los radicales libres. También, los rayos UVA son bastante constantes durante todas las horas del día de todo el año. Los rayos UVB tienen menos intensidad por la mañana y la tarde, y son más fuertes al mediodía. Entonces, si estás afuera por las mañanas o por las tardes, estás expuesto a mayores cantidades de rayos UVA (enemigo) que UVB (buen amigo). Por lo cual no se produce vitamina D. Además, si no proteges tu piel y este es el único consumo de sol, el riesgo de cáncer aumenta. Notamos el potencial aún más pernicioso de los UVA durante un día nublado. ¿Quién no ha experimentado una quemadura abrasadora después de un día sin sol? Piensas que no hace falta protegerte ya que el sol está invisible, pero los rayos UVA traspasan las nubes y la polución y causan severos daños a la piel. Llevar protector solar sobre la piel desnuda bloquea la producción natural de vitamina D de tu cuerpo. De hecho, está confirmado que las lociones protectoras de sol reducen la producción de vitamina D de un 97.5 a un 99%. Con un índice tan elevado hay que contar con consecuencias de salud muy nefastas. La vitamina D tiene un papel crucial en la salud general y el bienestar de una persona. Por ejemplo, es conocida por: Sostener la salud del sistema cardiovascular, promover los niveles de colesterol óptimos, realzar la fuerza muscular, ayudar a producir una presión arterial óptima, ayudar a mantener un sistema inmunológico fuerte, sostener la salud de los riñones, promover la salud dental y ayudar a mantener los huesos fuertes y sanos. Aunque se puede obtener vitamina D de alimentos naturales, los expertos están de acuerdo en una cosa: ¡LA LUZ NATURAL ES LA MEJOR MANERA DE OBTENER TU VITAMINA D! ¿Por qué? Porque en el momento que los rayos ultravioletas del sol tocan la piel, el cuerpo es programado para producir su propia vitamina D natural. Y aún mejor, el cuerpo produce la forma más activa de vitamina D que existe – el calciferol también conocido como la Vitamina D3. La vitamina D3 es la forma exacta que el cuerpo necesita para el buen funcionamiento de sus órganos y células. Y afortunadamente para todos nosotros, nuestro cuerpo genera automáticamente suficiente vitamina D sin ningún riesgo de sobredosis. Sabe exactamente cuando detener la producción de vitamina D antes de llegar a niveles tóxicos. Sin embargo, niveles altos de vitamina D obtenidos solamente por suplementos orales pueden tardar 6 meses o más en estabilizarse. Por eso, no es muy recomendable tomar pastillas de suplementos de vitamina D. Si tomas pastillas de éstas, necesitas hacer un análisis de sangre regularmente para evitar la toxicidad.

El sol y la salud I

A pesar de que vivimos en España y que no nos podemos quejar del buen tiempo, para muchos de nosotros, los meses de sol todavía parecen pasar demasiado rápido. Así que ¿por qué gastarlos con unas quemaduras de sol? Después de pasar 5 meses o más encerrados en edificios, protegiéndonos de la lluvia o del viento, cuando llega el primer rayo de sol, corremos a estirarnos en la playa, jugar al golf, subir montañas con la bici, hacer jardinería o simplemente hacer una barbacoa con la familia.
Es fácil “exagerar” el tiempo de exposición al sol cuando nos apetece tanto pasar tiempo al aire libre…. Especialmente cuando la piel está blanca por haber estado cubierta durante tantos meses y todavía no está acostumbrada al sol.
Hay varios cambios simples de estilo de vida que se pueden implementar para disminuir radicalmente los riesgos de quemaduras, como puede ser el elegir sabiamente los ácidos grasos esenciales a tomar, aumentar el consumo de verduras crudas llenas de antioxidantes protectores de la piel, y evitar las comidas preparadas y el azúcar.
Siempre puedes usar ropa para protegerte y evitar los daños de la piel provocados por los rayos del sol. ¡¡¡Empezando por una gorra!!! En efecto, con una gorra no hace falta ponerse las gafas de sol. Te puedes beneficiar de los 1500 rayos de sol al mismo tiempo que evitas la exposición al sol de la piel muy fina alrededor de los ojos, piel particularmente sensible y que envejece más rápidamente.

Los pensamientos más peligrosos sobre tu salud. Para!!! Descubre porque

A lo mejor se me curará. ¿Estás dispuesto al cambio? Viene y se va. ¿Por qué esperar hasta que sea un problema constante? No es tan malo. ¿Comparado con qué? Sólo me duele cuando… ¿…una cavidad dental duele cuando tomas algo frío? Sé cuál es mi problema. ¿Qué haces al respecto? Me dijeron que debo vivir con ello y es lo que hago. ¿Has explorado todas tus opciones? Mi doctor no encontró nada malo! ¿No es hora de buscar una nueva opinión? He estado así durante años, ¿por qué cambiar ahora? ¿No se merece tu cuerpo un cambio? No quiero saber! ¿No te das cuenta de que lo que no quieres saber puede dañarte? Es por mi edad! ¿Sabes que el cuerpo humano tiene la capacidad de vivir 130 años? No tengo síntomas. ¿Sabías que el primer síntoma en el 60% de casos de enfermedades cardíacas es el infarto? SÓLO TIENES UN CUERPO. PIENSA DE MANERA INTELIGENTE CUÍDALO!!